lunes, 8 de octubre de 2012

Aurora Pérez


Aurora Pérez
Natural de Madrid
Nacida el 10/11/1957
Especialidad: Mediofondo y fondo
Club: Valencia Terra i Mar
Entrenador: Fernando Marquina

Mejores Marcas Personales (absolutas)

800m.: 2.09.98 (1986)
1.500m.: 4.20.08 (1986)
3.000m.: 9.16.97 (1989)
5.000m.: 16.16.27 (1997 - 39 años)
10.000m.: 34.13.3 (1991)
Medio Maratón: 1h14´47´´ (1992)
Maratón: 2h35´43´´ (1997 - 39 años)


4 récords del mundo en categoría veterano
5 récords de Europa en categoría veterano
65 récords de España en categoría veterano

Historial Veterano Español

40 medallas de oro en Campeonatos de España en 100m., 400m. , 4 x 400m., 800m., 1.500m., 3.000m., cross y milla en ruta (desde 1993 hasta 2011)

Historial Veterano Internacional

2 medallas de oro en Campeonatos del Mundo al aire libre
2 medallas de plata en Campeonatos del Mundo al aire libre
5 medallas de oro en Campeonato del Mundo en pista cubierta
5 medallas de plata en Campeonatos del Mundo en pista cubierta
2 medallas de bronce en Campeonatos del Mundo en pista cubierta
2 medallas de oro en Campeonatos del Mundo en Ruta
3 medallas de oro en Campeonatos de Europa al aire libre
4 medallas de plata en Campeonatos de Europa al aire libre
1 medalla de bronce en Campeonatos de Europa al aire libre
7 medallas de oro en Campeonatos de Europa en pista cubierta
5 medallas de plata en Campeonatos de Europa en pista cubierta
2 medallas de bronce en Campeonatos de Europa en pista cubierta



Historial Nacional Absoluto y Universitario

Subcampeona de España de maratón (1997)
Campeona de España de maratón (1996)
3ª en el Campeonato de España de maratón (1994)
Subcampeona de España de 3.000m. en pista cubierta (1.987, 1988 y 1991)
Campeona de España de 3.000m. en pista cubierta (1989)
Subcampeona de España de 1.500m. (1986)
Subcampeona de España de 1.500m. en pista cubierta (1986)
Subcampeona de España Universitaria de cross (1985)
3ª en el Campeonato de España universitario de 1.500m. (1985) 
3ª en el Campeonato de España de 3.000m. en pista cubierta (1984)
Subcampeona de España universitaria de 1.500m. (1980)
Campeona de España universitaria de 800m. (1979)

Historial Internacional Absoluto

19ª en la Copa de Europa de 10.000m.- Lisboa 1998
Trofeo Ibérico de 10.000m.- Braga 1994
29ª en la Copa del Mundo de Maratón (2ª por equipos).- San Sebastián 1993
6ª en 3.000m. en el Encuentro 6 Naciones.- París 1993
Trofeo Ibérico de 10.000m.- Maia 1992
5ª en 1.500m. en el Encuentro España-Francia-Bulgaria.- Epinal 1986



Comencemos con pregunta de examen, ¿sabes de memoria cuántos récords del mundo has batido? ¿Y cuántas medallas has conseguido en campeonatos del mundo?

Me acuerdo de los récords porque son marcas y esos números se me quedan en la memoria: batí cuatro, un par de ellos ya me los quitaron. De los campeonatos no me acuerdo, son datos que tengo apuntados en el historial, pero que no guardo en la memoria. Para mí son más importantes las marcas porque vienen del trabajo y esfuerzo personal, las medallas dependen de más factores, externos en muchos casos.

Ahora pasemos a una más sencillita, o no, depende. Desde que llegaste al mundo del atletismo, ya en los años 70, hasta ahora, ha pasado alguna que otra temporada. ¿Qué te mueve, a día de hoy, a seguir dándole a las zapatillas?

Empecé en la temporada 1977/78 y, con algún altibajo, he seguido hasta ahora. ¿Por qué? Porque me sigue apasionando. Le doy vueltas, pero no me surge otra explicación, pues a pesar de los malos ratos, de las lesiones, por las que tantas veces estás a punto de arrojar la toalla, llega un día una buena carrera, un buen entreno y vuelta a empezar y a recobrar la ilusión y a pensar en que no se ha acabado, que aún quedan retos, y eso me motiva para buscar nuevos alicientes y planificar cada temporada que empieza con mi entrenador.




¿Y qué te picó en su día para que, en una época un tanto complicada para el deporte femenino, decidieras echarte a correr?

Las mujeres somos, en general, intuitivas. Creo que una intuición y el azar me hicieron probar. Cuando estudiaba en la universidad me acerqué al club deportivo y dije “quiero apuntarme a atletismo” y, sin saber muy bien a ciencia cierta qué era eso del atletismo, empecé a entrenar y a disputar cross universitario y luego a competir en pista…y todas las sensaciones que giraban en torno al entreno, a la competición, a la mejora de las marcas, me parecieron de una gran intensidad.

¿Era fácil para una mujer salir a correr cada día cuando el atletismo aún no tenía tanto arraigo en la sociedad?

Había entonces diferencias entre hombres y mujeres a la hora de practicar deporte, pero yo iba normalmente a la pista y era un espacio en el que todos los que estábamos allí era para entrenar y en ese sentido no había problema. Apenas había empezado el movimiento popular y no se iba tanto a los parques como ahora y era muy raro ver a una mujer en pantalón corto en ellos. 

¿Tuviste algunos inconvenientes u obstáculos para poder dar rienda suelta a tu pasión por correr?

Yo, personalmente, no encontré problemas. Mi familia nunca me puso objeciones, pues era buena estudiante y, además, como era muy flaca, el deporte me hizo engordar un poco, coger fuerza, etc. Por otra parte he de decir que tuve la suerte de tener gente a mi alrededor que no participaba en discriminar a las mujeres por el hecho de hacer deporte, no encontré rechazo en mi entorno. Sí recuerdo que un jefe que tuve, bastante mayor que yo, que cuando me casé me dijo: “ahora dejarás de correr ¿no?, porque tendrás que atender a tu marido”, pero eso lo considero una anécdota porque yo tenía otras ideas, y mi marido también, por supuesto.



¿Qué crees que hizo falta cambiar para que la mujer se pudiera incorporar plenamente a la realidad del mundo del deporte?

Creo que fue una evolución pareja al cambio de mentalidad de la sociedad española. La mujer estaba adormilada en cuestión de deportes y fue despertando ella misma y a los de alrededor. Hubo pioneras, para mí una de ellas fue Carmen Valero, tenía un nivel altísimo y abrió muchas puertas. Pero los cambios han de partir, en primer lugar, de los propios interesados, en este caso de las mujeres.

A día de hoy, ¿crees que todo ha cambiado suficientemente a ese respecto?

Ahora mismo apenas hay diferencias, o al menos yo no las percibo. Durante un tiempo sí recuerdo que las marcas exigidas a las mujeres se adecuaban a la realidad del ranking español y eran más suaves que las de los hombre,s pero ahora, que hay las mismas oportunidades para hombres y mujeres, ya no tiene razón de ser. Yo no creo mucho en las discriminaciones positivas mantenidas por mucho tiempo, sino en que "a igualdad de oportunidades, igualdad de exigencias".

¿Cómo recuerdas tú la forma en que los atletas de los años 80´s vivíais el atletismo?

Yo me inicié en el deporte universitario y era de mucho compañerismo, lo recuerdo muy entrañable. Los que íbamos dando el salto al atletismo federado nos encontramos con los tiempos en que empezaba a reivindicarse el atletismo como una profesión, como un trabajo. En mi consciencia siempre recuerdo la ilusión por mejorar las marcas cada año, por avanzar un poco más cada vez, por buscar sobre todo el rendimiento deportivo.

¿Existen muchas diferencias entre cómo se concebía el atletismo popular entonces y cómo se concibe en la actualidad?

Yo te re-pregunto ¿a qué se le llama atletismo popular? Si te refieres al que se practica en las carreras populares, me gusta más llamarlo “deporte o movimiento popular” y en base a eso te respondo. Cuando yo empecé apenas había carreras populares y, desde luego, no había tantos corredores populares como ahora. No había dinero en ellas, con lo cual eran auténticamente populares. Cuando empezó a haber dinero, fijos y/o premios, empezaron a acercarse los atletas, los que en aquella época comenzaban a vivir del atletismo y las carreras populares empezaron a nutrirse de atletas de élite, a los que en muchas ocasiones se contrataba para dar realce a la prueba y como una forma de atraer a más participantes. Es lo que conocemos ahora como grandes carreras, en las que se paga una inscripción, hay unos esponsors, ayudas del ayuntamiento correspondiente, etc. En las más grandes hay toda una infraestructura detrás, un negocio del que vive gente. Yo ahora observo en algunas una vuelta a los orígenes. El “movimiento popular” ha cogido inercia, posee ya una identidad propia y empieza a avanzar por sí solo y a aglutinar a todo tipo de corredores. Me da la sensación de que ya no importa tanto que acuda una determinada figura, los “ídolos” son los propios corredores populares y, créeme, entrenan mucho y corren mucho sin ser profesionales del deporte. A mí me parece muy bien esta tendencia.

Personalmente, para mí las carreras populares, generalmente, han sido, y siguen siendo, un medio (preparación, puesta a punto…) para un fin (las competiciones de pista o ruta que programo cada temporada).




Tú ya fuíste atleta de élite a nivel absoluto y lo has sido también a nivel veterano. ¿Observas diferentes modos de vivir el entrenamiento y la competición de los atletas de élite actuales con los profesionales del atletismo hace 20-30 años?

Es una opinión muy personal, pero creo que ahora se compite demasiado porque, aunque se pretenda competir a medio gas, el hecho de ponerse un dorsal ya condiciona al atleta. El exceso de competición resta tiempo al entrenamiento y el entrenamiento es lo que hace al atleta mejorar. Hay que competir, por supuesto, y no todas las competiciones han de buscar la excelencia, pero es importante seguir una programación muy cuidadosa y salirse lo menos posible del guión.

Con el paso del tiempo, los conocimientos y la experiencia, ¿has ido descubriendo cosas que se hacían antes en los entrenamientos que ahora son impensables? ¿O al revés?

Yo no he cambiado mucho los principios elementales del entrenamiento respecto a mis inicios. He hecho siempre un entrenamiento bastante natural. He tenido varios entrenadores y he tratado de transmitirles siempre mis sensaciones, pero en algún caso no he sabido hacerlo o no me han entendido y eso me ha llevado a cometer errores y a realizar entrenos que me han resultado muy lesivos y de ello he aprendido lo que no debo hacer. Se ha debido, sobre todo, a un exceso de carga de trabajo sin descansar lo suficiente entre las sesiones de carga, lo que me ha hecho no asimilarlo y lesionarme, pero los errores son lo que más te hacen aprender. Creo que de todas esas experiencias y de las enseñanzas que han salido de ellas he llegado, junto a mi marido, que es quien me entrena, a tener una línea de entreno en la que me baso, adecuada a mis posibilidades y mis condiciones.

No son tiempos fáciles para casi nadie, razón por la cual tampoco lo es para nuestro atletismo y nuestros atletas. ¿Crees que tienen algo que cambiar nuestros atletas para adaptarse a una realidad palpable?

Tenemos un panorama preocupante. En la época en que vivimos, todo lo que no tiene un escaparate que se pueda vender es como si no existiera y, aun así, competir con el gigante que se come prácticamente todo el pastel, que es el fútbol, es una tarea de titanes. Se necesitaría una figura, un atleta con la repercusión mediática de un Nadal o un Alonso, con una presencia contínua en los medios, por sus gestas deportivas por supuesto. Hoy el marketing lo mueve todo, ¿por qué, si no, es más llamativa, por ejemplo, una carrera de Bolt que, por ejemplo, la de Rudisha en  Londres 2012? Porque nos la han vendido mejor, siendo ambas espectaculares. Hay atletas que, por otra parte, se tienen que dar cuenta de que, desgraciadamente, no van a poder posiblemente seguir viviendo del atletismo. Hay que saber la condiciones reales de cada uno, hasta dónde se puede llegar, pero para el que sí considere que posee unas cualidades tales que le permitan vivir del atletismo, sólo hay una receta: trabajo, trabajo y trabajo.

¿Crees que hay países de los que tendríamos que aprender para no depender tanto de las ayudas y las becas, por ejemplo?

No conozco muy bien la realidad de otros países, pero desde luego el camino pasa por buscar esponsors y patrocinios para los atletas de élite, porque las ayudas que pueda dar el Estado no son suficientes. Desde las jerarquías deportivas del Estado y las Comunidades se deberían dar las facilidades para entrenar, en forma de instalaciones a las que se pueda acceder sin trabas, en las que haya, eso sí, entrenadores que no vivan sólo de su ilusión y de la del atleta. Entrenadores que creen auténticos núcleos de atletas, a los que se forme atléticamente y de esos núcleos saldrían los atletas que destaquen para seguir un entrenamiento más especializado. Así podrán vivir del atletismo los que posean unas buenas condiciones y, al mismo tiempo, los que no llegan a esa excelencia tendrán el resto de su vida una cultura deportiva que les llevará a seguir haciendo deporte porque sí, porque es importante y porque formará parte ya de su vida. Porque, como comentaba antes, no todo el que corre, lanza o salta puede vivir de eso, pero siempre podrá ser un buen practicante y en su cultura estará el acudir a los estadios a ver las competiciones porque las entienden y las entienden porque las han practicado. El atletismo es una disciplina muy difícil de entender si no has participado de ella y no has vivido las sensaciones que tiene un atleta cuando estás en la última recta, por ejemplo, y tienes que sufrir el ácido láctico en las piernas.




¿Tú llegaste en algún momento a vivir plenamente del atletismo?

No, durante un par de años tuve una beca de la Federación Española y ayuda de algún club. No viví del atletismo, puedo decir más bien que empecé a trabajar con 25 años para poder “vivir el atletismo”. Es cierto que ello quizá me ha quitado tiempo que dedicar al entrenamiento, pero, al mismo tiempo, no he sentido la presión por tener que realizar unas marcas. Yo no era una atleta excelente, tenía un nivel medio bueno que hizo que la práctica del atletismo me enganchara pasando a formar parte de mi vida y de mi cultura.

¿Qué facilidades te habría gustado tener y que nunca tuviste a tu alcance para intentar llegar un poquito más lejos?

Yo quise trabajar porque en su momento no vi claro poderme dedicar profesionalmente al atletismo. A partir de esa premisa no estoy en absoluto descontenta con lo que he conseguido, ha sido muy acorde a mi concepción del atletismo. Un poquito más lejos habría llegado, de joven, si hubiera sido algo más ambiciosa compitiendo, ¡pero algo he aprendido ahora!




El nivel de los atletas veteranos en España es bastante elevado. ¿Es fácil para un atleta veterano poder dedicar parte de su tiempo a entrenar e intentar, por ejemplo, representar a España en los distintos campeonatos internacionales que se organizan cada temporada?

Por lo que conozco y lo que veo, el atletismo veterano es cuestión de prioridades y de posibilidades. Prioridades porque, quien más quien menos, hasta la edad de jubilación, ha de trabajar para vivir y normalmente hay una familia detrás que atender, es decir, hay un tiempo limitado para dedicar al entrenamiento y pueden surgir a menudo contratiempos , etc. Yo conozco atletas que hacen encaje de bolillos para cumplir con todo en un día y a veces es a costa del descanso, que, por otra parte, es fundamental, y llegan a todo, parece que estiran el tiempo infinitamente. Otra cosa es que puedan rendir deportivamente de acuerdo a sus cualidades si falta ese descanso.

También de posibilidades porque, para acudir a los campeonatos internacionales, aunque hasta ahora hay atletas que han conseguido ayudas de los clubes, ayuntamientos, diputaciones, etc, no es este el caso de la inmensa mayoría, y entonces hay que correr con todos los gastos y lo que hacemos casi todos es que nuestras vacaciones y los gastos de estas vacaciones van para costearnos el campeonato.

¿Has visto con sorpresas actuaciones, marcas, realmente destacables dentro del atletismo veterano a nivel internacional? ¿Por ejemplo?

Como en España hay buen atletismo veterano te pondré el ejemplo de Jesús Borrego, quien, 47 años, a punto de cumplir los 48, hizo 3:52 en 1.500, una marca impactante. Pero yo cuando veo atletas veteranos competir, concretamente en carreras, lo que más me llama la atención y en lo que me detengo es en el estilo, en la técnica, en el mantenimiento de las cualidades, de la fuerza, de la velocidad…lo que es susceptible de mejorar con el entrenamiento, pero, sobre todo, es consecuencia de la clase que atesoran.

De los distintos récords que ostentas, ¿cuál te hace sentir más orgullosa o satisfecha? ¿Por qué?

Me siento especialmente orgullosa de dos marcas que conseguí con 50 años, la de maratón con 2:52.02, que es récord de España, porque el maratón tiene una historia especial en sí mismo, la preparación de cualquier maratón es única, y la competición es una fuente de experiencias, de superación mental y física y de emociones como creo que no se encuentra en ninguna otra prueba del atletismo. Es el ejemplo perfecto que resume como ninguna la gran intensidad de la que te hablaba al principio. Si consigues entrenar para un maratón sin problemas y compites bien no tiene parangón con nada.

También me satisfizo la marca de 3.000m en pista cubierta que hice en Valencia, también con 50 años, de 10:06.36 y que fue récord del mundo. Es una de mis marcas de veterana de más valor, que realicé, además, en un campeonato absoluto y en una prueba que para mí es muy difícil.




¿Tú te has ido preparando a conciencia para atacar algunos de esas plusmarcas o han ido cayendo aprovechando momentos muy buenos de forma?

Yo entreno buscando la mejor forma y teniendo en mente las posibilidades de conseguir esas marcas. Que luego se den las condiciones y circunstancias de competición adecuadas depende de factores sobre los que se puede influir y otros aleatorios. Hay veces que planteas una carrera y no salen las cosas como quieres y en otra ocasión que no lo piensas salen bien. De todas formas, cuando en una temporada alcanzas un estado de forma  general bueno y has hecho las cosas bien, tarde o temprano acaban por conseguirse las marcas. Cuando no se consigue nada es si no tienes un buen planteamiento de principio y no estás atento cuando surge un problema.

Tú sigues en activo en muchos frentes. ¿A qué menesteres dedicas tu día a día?

Mi vida es bastante metódica, entreno por las mañanas y trabajo por las tardes. Aprovecho el tiempo de entrenamiento para pensar en lo que luego escribo, cuando no voy muy cansada y puedo pensar, claro.

En muchos de tus escritos, artículos, colaboraciones, se desprende un halo de gusto por lo poético que me llama la atención. ¿Me equivoco?

Digamos que el poema en prosa es mi forma personal de expresar lo que me sugiere el tema del que escribo.




¿Qué intentas transmitir a través de tus distintas colaboraciones con, por ejemplo, la revista Runner´s World?

Intento trasmitir el gusto por la carrera, la parte lúdica, gratificante, amena, agradable, pero también la de esfuerzo, sacrificio y muchas veces sufrimiento. Busco que sea algo que llegue más allá de una mera descripción, que se pueda leer un poco entre líneas, que dé lugar a pensar, porque el público al que va dirigida la revista conoce estas sensaciones y las entiende. Sé que hay gente que lo ve así, incluso alguna persona que no es del mundo del atletismo. En cada texto hay un trocito de mi vida, me baso en experiencias, todo lo que escribo lo he vivido, al menos en mi imaginación.

El atletismo a nivel popular está teniendo un auge tremendo, algo que no tiene transferencia en el atletismo de base ni, por consiguiente, en el atletismo de competición. ¿Qué hace falta para que los aficionados al deporte sientan la necesidad o el gusto de ir a ver a gente lanzar, correr o saltar?

En una respuesta anterior comentaba que nos haría falta un Nadal por ejemplo, eso tendría mucho tirón. De todas formas yo creo que los corredores populares, por ejemplo, como aficionados al deporte que son, sí se acercan a las competiciones y les gustan o las siguen por televisión, son un buen público. Las cosas te atraen cuando sientes la misma pasión que los protagonistas. Como también comentaba más arriba, si a los atletas jóvenes que han practicado atletismo, aun sin llegar a la excelencia, somos capaces de trasmitirles esa pasión tendremos un público fiel por muchos años.

¿Qué mensaje crees que debemos hacer llegar a la sociedad aquéllos que gustamos de disfrutar con el atletismo?

Los que gustamos de disfrutar del atletismo y del deporte en general debemos, primero, hacer ver a las autoridades deportivas que resulta más económico crear entre los jóvenes una cultura deportiva que tratar de solucionar más tarde los problemas de obesidad y distintas adicciones, porque entonces estaremos hablando y poniendo las bases de una sociedad sana.

Todos los deportes son ejemplo de superación, pero el atletismo es el deporte de la superación personal por excelencia, ese es el mensaje inequívoco que se debe transmitir.

Te agradezco que me hayas hecho recordar y pensar en muchas cosas.




Publicado por Jesús Francisco Aguilera Moreno

22 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Aurora representa una forma de sentir y practicar el Atletismo en vias de extinción, ahora en muchos atletas priman más los intereses económicos o de fama.
    Aurora es un referente para los que amamos el Atletismo.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Makina, deberían existir muchas más Auroras, sin lugar a duda. Todo iría mejor en nuestro deporte.

      Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Cto. Mundo Pista Cubierta 2006
    Aurora se presenta con muchas expectativas por su estado de forma.
    La primera prueba es el 3.000m, queda 2ª
    La siguiente prueba es el 800m, queda 2ª de nuevo
    La última prueba es 1.500m, su prueba favorita. Tiene enfrente a la atleta que la ganó en el 3.000m, a la atleta que la ganó en el 800m, a una atleta británica que se había reservado para el 1.500m y que tenía la mejor marca de todas. Resultado final: Aurora 1ª en una carrera ejemplar, soportando toda la presión, derrotando a rivales superiores. Sus rivales partían con la ventaja, dos de ellas, de haber ganado una prueba y otra con la frescura de sólo participar en esta prueba.
    Esto es ATLETISMO.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impresionante, sin lugar a la menor duda...

      Gracias de nuevo

      Eliminar
  4. Aurora,es perseverancia y esfuerzo aliñado de sensatez,cordura y prudencia, excelentes atributos para el éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingredientes totalmente necesarios para vivir el atletismo de una manera fantástica, que ojalá sea seguida por las generaciones que vienen llegando a nuestro deporte.

      Malules, gracias por la visita y tus palabras

      Eliminar
  5. Hacía tiempo que no me pasaba para escribir, si para leer. Por eso sigo agradeciendo la labor con las entrevistas y recogiendo las impresiones de gente que sin ser tan mediática aporta mucho a nivel de sabiduría y filosofía del deporte.

    Gracia a Aurora y al que pregunta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Payop, pues se te echaba de menos, que conste. Como veo, seguimos ambos por aquí, jejejeje, y seguiremos. En las próximas semanas leeremos a algunos de los entrenadores de nuestros atletas.

      Muchas gracias a ti

      Eliminar
  6. Preciosa entrevista. Enhorabuena a entrevistador y entrevistada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, muchas gracias por tus palabras, significan mucho. Me alegra que te haya gustado. Es fácil que una conversación sobre atletismo salga bien si está Aurora en la misma.

      Gracias de nuevo y un abrazo

      Eliminar
  7. Pues yo he coincidido con ella en alguna ocasión y me parece una estirada de mucho cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, es que esa técnica de carrera no la mantiene cualquiera. Cuestión de horas y horas de entrenamiento y talento natural ...

      Eliminar
  8. Pedazo de ejemplo para el atletismo veterano. Y estirar, lo que estira son las palabras en sus textos, el tiempo de sus entrenamientos, las buenas marcas en sus competiciones... Y eso, Franfri la técnica de carrera y el talento natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris, estoy contigo. Ya soy veterano, así que también la tengo como un ejemplo a seguir ... o a intentar seguir, jejejeje.


      Muchas gracias por tu visita y aportación

      Eliminar
  9. Aurora es tímida, algo que en su caso entiendo como una cualidad, es por ello que algunos pueden interpretar erróneamente como le ha pasado al anónimo anterior. Pero Aurora es una dama, una señora, una persona de maneras exquisitas y humilde en dosis exactas.
    Es mi opinión.

    Gracias por la entrevista Fran.

    LM.Martín Berlanas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luismi, magnífica forma de dar unas pinceladas de Aurora. Muchas gracias, para mí es todo un honor verte pasear por un rincón que te tuvo a ti como primer anfitrión.

      Gracias a ti.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Ayer Aurora, batio un nuevo record de Europa en 3.000 P.C. en Zaragoza, le pedi una foto junto a mi hija (que tambien compitio)y pude certificar que ademas de una magnifica atleta es una gran persona, se hizo 3 fotos y se intereso por el tiempo de mi hija y estuvo simpatica y amable lo que me confirma la gran imagen que de ella tenia tras leer sus articulos en la revista.
    Gracias de nuevo y FELICIDADES POR EL RECORD y por ser como eres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, doy fe de todo lo que comentas.

      No sabía lo del récord, así que la felicito desde aquí y me alegra saber que ella fue como es con tu hija. Espero que todo le fuera bien a tu hija y siga al pie del cañón en este magnífico deporte.

      Gracias por tu visita y tu aportación.

      Eliminar
    2. Hola Luis.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Sinceramente me encanta siempre que corro con gente como tu hija pues me recuerda mis comienzos con toda la ilusión y unas ganas enormes por entrenar, por competir e ir mejorando las marcas.
      A ver si me puedes hacer llegar alguna foto por medio de Jesús, así seguiré las carreras de tu hija y podré presumir de foto según vaya haciendo grandes marcas!!!
      Y espero que tú sigas también corriendo y disfrutando de este maravillo deporte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Enhorabuena Aurora por esos dos nuevos récords (también para Fernando por la parte que le corresponde), pues más allá de esos cronos nos enseñas cuál es el verdadero camino para conseguirlos: Trabajo, tesón, constancia, esfuerzo y mucha pasíón.
    Un beso para tí y un abrazo para "el jefe"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me uno a la felicitación de Entrenador-Franc y, por supuesto, mi agradecimiento eterno, pues ejemplos así hacen falta, y mucho, a esta nuestra sociedad, son necesarios que esos valores se impregnen en una juventud que parece no saber cómo funciona la brújula.

      Un abrazo para ambos

      Eliminar