lunes, 15 de octubre de 2012

José Enrique Villacorta


José Enrique Villacorta
Natural de León
Entrenador Nacional de Atletismo
Maestro de Educación Física
Master en Alto Rendimiento por el Comité Olímpico Español
Especialidad: Mediofondo y fondo

A ser entrenador se puede llegar de muchas formas y por muchos motivos. ¿Qué te movió a ti a dedicar tu tiempo a encargarte de la preparación y entrenamiento de atletas?

Yo llegué muy pronto a ser entrenador. Trabajaba en la Escuela Municipal de León para ganar un dinerillo mientras estudiaba y entrenaba. Se cruzó en mi camino una atleta cadete que, tras ocho meses de trabajo, quedó campeona de España y cambié mi atletismo por el suyo. Hoy en día me considero un atleta frustrado.

¿Es importante haber sido atleta antes de dar el paso “al otro lado”?

No es imprescindible, pero creo que es importante saber lo que se siente y padece en cada momento, el sacrificio y entrega que este deporte supone.


Nos encontramos ante un momento clave de la temporada atlética. Aunque ésta es muy larga, y ahora tan sólo se hacen los primeros rodajes, imagino que es fundamental dar en la tecla de una buena preparación y programación a varios meses vista, ¿no es así?
Sí, además, cada vez las temporadas son más complicadas y los atletas tienen muchos y muy diversos compromisos, campo a través, ruta, pista, etc. Las temporadas son largas y las programaciones han de estar siempre sujetas a posibles modificaciones.

Cuando uno comienza a entrenar a otros, ¿se tiene una filosofía clara o vas cogiendo nociones de unas y otras corrientes de entrenamiento?

Yo se lo que quiero lograr en cada momento de la temporada y, para ello, como haría un cocinero, voy mezclando ingredientes, siempre intentado encontrar la mejor calidad de producto, en mi caso de metodología. Siempre estoy cambiando.

Cuando eres novato, ¿tienes cierto miedo o reparo a no sentirte capaz de hacer bien las cosas?



Miedo siempre se tiene, pero creo que la palabra clave es respeto y responsabilidad, creo que la gente que lo pierde, pierde la esencia de la superación.




Por tu edad, imagino que mamaste del atletismo de los 80´s. ¿Observas diferencias entre qué y cómo se entrena hoy en día y cómo y qué se entrenaba cuando tú eras adolescente?

En mi adolescencia tuve la suerte de entrenar con los mejores de la época. Comenzaba a destacar un tal Fermín Cacho y Marta Domínguez hacía sus primeros pinitos en este deporte. Las concentraciones las realizábamos con los mejores entrenadores del momento, de los que sobre todo aprendí conceptos que hoy en día no han cambiado: “con el trabajo y el esfuerzo, antes o después, se logran resultados”; el resto ha variado mucho, desde los materiales de las pistas a los sistemas de trabajo y realización de entrenamientos, todo se mueve a un ritmo frenético, por eso hay que estar siempre al día.

Se suele decir que los chavales de esta época están más acomodados que en las décadas anteriores. ¿Tú notas algo de eso según tu propia experiencia?

Los chavales de esta época cada vez tienen más información, medios, facilidades, lo tienen todo a su alcance y eso les ha hecho tener más claro y definido el camino que desean seguir. Aquéllos que se quedan a nuestro lado lo hacen para luchar por su ideal e intentar alcanzar su meta.

¿Qué atrae del atletismo a los chavales?

Practicar un deporte diferente, en un mundo de gente vulgar, cuyas metas e ideales no son los que el resto de la sociedad admira.

¿Qué se podría hacer para que el atletismo atrajera más a los jóvenes de esta generación?

Darles lo que ellos demandan y adecuar nuestro deporte a la sociedad. Los jóvenes admiran el modo de vida de los surfistas, montañeros, gente que practica su deporte al aire libre y disfruta de él. Tenemos todo, sólo hay que saber emplearlo.



Buen ambiente, una pieza fundamental en el puzzle atletas-entrenador-rendimiento-felicidad

¿Qué papel han de jugar en todo ello los centros educativos, las federaciones y las administraciones públicas (Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Ministerio)?

Simplemente que no deshagan la labor que los profesionales de este deporte están realizando, que apoyen e intenten dotar a los centros escolares, a las pistas municipales y locales de material para la práctica de nuestro deporte. Que sigan fomentando el deporte como medio de unir a las culturas desde los Ministerios. En el deporte no se distinguen los colores, sexos y particularidades comunes de los individuos, sólo hay dos tipos de personas, los que ganan y los que intentan lograr esa victoria.

¿Soléis fijaros los entrenadores en según qué chavales para engancharlos al atletismo?



Sí claro, “aquel niño al que no le gusta el fútbol, ese es nuestro atleta”. No, ahora en serio, los deportistas nacen, y luego se les educa en el deporte, creo que Michael Jordan, habría sido bueno en cualquier especialidad deportiva y lo mismo le pasa hoy en día a Usain Bolt.



El talento, a los buenos deportistas, se les ve desde pequeños, luego pueden llegar o no, pero la calidad está ahí.

¿Qué buscáis en un deportista para intentar incorporarlos a vuestro grupo de entrenamiento?



Que sea buena gente, le guste este mundo y quiera disfrutar corriendo, “que es posible”.

¿Con cuántos atletas cuentas en tu grupo?

Somos 14 atletas dentro del grupo, de cinco categorías distintas y de sexos diferentes.

En ese grupo tienes a corredores como Roberto Alaiz, Blanca Fernández o Sebastián Martos. No cabe duda de que tus atletas prometen y ya van dando muestras de su clase. Cuéntanos algo de los tres atletas citados.

Blanca y Rober han estado conmigo desde hace 10-12 años, media vida de ambos, hemos crecido juntos y ahora estamos intentando lograr las metas que nos propusimos en su día.

Rober era un niño delgado, futbolero, todos le sacaban medio cuerpo y una cabeza, pero tenía las piernas más largas de todos. Poco a poco ha ido creciendo como persona y como atleta, el resto de la historia creo que la contará él sobre las pistas de atletismo en los próximos años.


Roberto Alaiz durante un campeonato universitario


Puesto al habla con Roberto Alaiz y preguntado por cómo es José Enrique Villacorta como entrenador y como persona, esto es lo que me dice:

Roberto Alaiz: es la misma persona tanto dentro como fuera de la pista. Todo el grupo tenemos una gran relación con él. Creo que es básico el buen rollo que genera día a día. Con él se puede hablar de cualquier cosa. A la hora de entrenar trabajamos mucho por sensaciones y nunca te pide mas de lo que puedas dar. Siempre tiene alguna frase para motivarnos, como puedes en su twitter @joseevillacorta.


Sigue Villacorta: Blanca, mi alumna desde los 10 años en el colegio donde imparto clase, buena estudiante y gran trabajadora. Es de esas personas que habría practicado bien cualquier deporte, tenis, voley, etc. Su físico la llevará adonde se atreva a llevarla su cabeza.
Blanca Fernández en el último Campeonato de España Promesa de Cross  (5ª clasificada)


Y, según palabras de Blanca Fernández, así es Villacorta: Como entrenador, Villa (así le llamamos) es, en el buen sentido de la palabra, PECULIAR: empezó muy joven a entrenar atletas y, aunque aún lo sigue siendo, ha progresado muchísimo con respecto a este tema. Intenta con cada reto de sus atletas mejorar y aprende de todo lo que le rodea. Siempre nos escucha. Según dice, va aprendiendo a la par que nosotros.. Él programa los entrenamientos y los comenta con todos y cada uno,y si en algo no estamos de acuerdo, por la razón que sea, "no hay problema, se cambia". Es muy cercano, nunca ha marcado barreras entre entrenador y atleta. No se si esto es lo habitual, pero, desde luego, lo agradezco.

Como persona, tiene varias facetas: es un poco padre y, a la vez, puede ser tu amigo. Le conozco y es una de esas personas que, aunque no lo quieras, consigue venderte la moto y llevarte a su terreno sin causar el mas mínimo conflicto...

Sigue José E. Villacorta: Para Sebas tengo un calificativo claro: “es buena gente” y a la buena gente sólo le pueden pasar en esta vida cosas buenas, por eso este deporte algún día le devolverá toda la ilusión, sacrificio, profesionalidad y trabajo que él ha puesto a cada kilómetro que ha corrido.


¿Hay por ahí alguna otra joya de la que te gustaría hablarnos?

Hay, afortunadamente, muchas dentro de mi grupo de entrenamiento, pero no destacaría a ninguna. Los tres anteriores son los que destacan con sus resultados, pero el grupo, la unión y el compañerismo son la joya.

Ya que hemos hablado del jienense Martos, que el pasado verano ha tenido un protagonismo agridulce en los medios de comunicación. ¿Ves en él a un atleta capaz de cubrir el papel de corredores del tipo de Eliseo Martín o Luismi Martín Berlanas?



Esos son nombres muy importantes dentro del atletismo de nuestro país. Lo que veo en Sebas es una persona capaz de todo y con muchas ganas de hacer cosas grandes. Ahora le veo más feliz y disfrutando de este deporte, el camino necesario para poder alcanzar esas metas. El atleta nace y el corredor se hace: Sebas es un atleta.

Sebas Martos entrando victorioso en el Campeonato de Europa Sub 23 de 3.000m. obtáculos.- Ostrava 2011

Aunque aún falta un poco, ¿crees que es posible, a corto plazo, que el 3.000m. obstáculos español esté al nivel del de la pasada década?

Es difícil, en la pasada década se ha puesto el listón muy alto, pero creo que los jóvenes de hoy tienen suficiente nivel deportivo y ganas de hacer cosas importantes como los de antes, ahora sólo tenemos que darles tiempo y confianza; el resto ya vendrá.

¿En qué rango de especialidades se mueven tus atletas?

Mi grupo de entrenamiento se mueve entre los 800-1500m., prueba que practican Blanca, David Martínez, Álvaro Gil y algún atleta más joven, los 3000m. obstáculos son la especialidad del resto, sin, por supuesto, olvidar el campo a través de la época de invierno. Además, hay un atleta que ha debutado este año en el maratón de Berlín con un gran registro para ser el primero.

¿Es fácil programar una temporada con atletas de diferentes distancias y objetivos distintos?

¿Fácil?… Es “motivante e ilusionante”, pero no es fácil, cada atleta tiene sus particularidades en lo físico y lo personal, creo que lo importante es estar día a día a su lado y programar con tiempo para modificar, según el momento y las necesidades de cada individuo. Como ya he comparado, las programaciones son como las recetas de los cocineros, lo importante es el toque personal, los ingredientes están ahí, ahora solo queda sacarles la salsa.


La bicicleta, buen invento para seguir a los atletas en determinadas sesiones de entrenamiento

¿Hay alguna disciplina que resulte más difícil que otra a la hora de dar en la tecla para la evolución del atleta en cuanto a marcas y éxitos? ¿Cuál?

Todas tienen sus particularidades, la combinación de trabajo de fuerza, resistencia y velocidad en un corredor de 800-1500 es complicado, pero la técnica y todas las particularidades específicas de una prueba de 3000m. obstáculos no lo son menos, al igual que un 3000ml en una pista cubierta, el campo a través… en fin, cada prueba tiene su complicación y es un reto para evolucionar y crecer.

¿Son conscientes los atletas del grado de compromiso que ha de existir en el binomio atleta-entrenador?

En ese aspecto, creo que no puedo opinar, me considero un entrenador muy afortunado, mis atletas son espectaculares, el trato con ellos es fantástico y para mi es una satisfacción poder entrar cada día en la pista y verles.

Sabemos cada uno el lugar que ocupamos y no es necesario recordárselo. De todos modos, yo haré todo lo que este a mi alcance por ellos, porque estoy seguro de que ellos lo harían por mí.


¿Se te ha dado el caso de tener que prescindir de entrenar a alguien porque no es capaz de asumir ese compromiso?

Sí, claro. Además, después de todos estos años realizando labores de monitor me he dado cuenta de que la gente no tiene siempre el mismo grado de compromiso y sacrifico. Afortunadamente, yo en esos casos nunca prescindo de ellos, son los propios atletas los que se dan cuenta de que no están preparados para este deporte y prescinden de mí.

Con las chicas en el Campeonato de Europa de Cross 2010.- Albufeira, Portugal

¿Existen en nuestro país los medios suficientes para que los mejores entrenadores puedan serlo al 100% y a tiempo completo?

Sí, claro, por supuesto. ¿Por qué un entrenador de tenis, golf, natación, etc. puede y nosotros, los entrenadores de atletismo no? Nosotros somos nuestro peor enemigo, nunca podremos crecer porque vivimos en el odio, el rencor, el miedo, el resentimiento… vivimos en el pasado y de esta manera tenemos poco que hacer para construir un futuro. ¿Medios? Nos sobran. La pregunta es ¿compromiso?

¿Qué hace falta para conseguirlo y que se os reconozca vuestro papel como os merecéis?

Hace falta que creamos en nuestro deporte y queramos profesionalizarnos, que pensemos en nuestro producto, “El Atletismo”, y salgamos a la calle a venderlo, creyendo, nosotros mismos, en lo que estamos haciendo. ¿Qué deporte reúne en un solo día a 20, 30, 40.000, hombres y mujeres para practicarlo?

Está claro que nuestra labor no tiene tanta repercusión como los entrenadores de otros deportes, pero en España tenemos muy buenos entrenadores de atletas. ¿Contamos con muchos de ellos entre los mejores a nivel mundial? 

Seguro. “Hablo desde el desconocimiento”, pero supongo que no hay muchos países que, con la proporción de licencias respecto a la población, tenga los resultados que nosotros hemos alcanzado a lo largo de la historia. Eran otros tiempos, la gente se conformaba con poco, pero ahora nosotros queremos más, los atletas piden más, las federaciones exigen más y el dinero cada vez es menor. En fin, el resultado es el que tenemos, un país lleno de entrenadores, grandes entrenadores que se dedican, desde la jardinería a la labranza y, en el mejor de los casos, a la enseñanza.

En 2011 fuiste elegido Entrenador Revelación del año. ¿Te esperabas conseguir un galardón así?

No, creo que ese título no era para mi, hay mucha gente que se lo merece tanto o más que yo, pero que tal vez no ha encontrado a su Roberto Aláiz, Blanca Fernández, Diana Martín Hidalgo, Ana Vega… Soy un entrenador de provincia que lo único que tiene es un sueño, que es llegar con mis atletas lo más lejos posible.



Con el gran Enrique Pascual, recogiendo su premio

¿Sirven esos premios para incentivaros a seguir trabajando duro?

Sí, desde aquel premio me siento más seguro de mi mismo y de mi trabajo.



Publicado por Jesús Francisco Aguilera Moreno

11 comentarios:

  1. Yo fui atleta de Villa, y él tiene una virtud, que es conocer perfectamente a sus atletas y darles lo que necesita. Además es una persona que une, y eso se demuestra en su grupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia, ya veo que sus atletas coinciden plenamente en su opinión al respecto de José, algo que es muy importante y que gusta saber, tanto al protagonista como a los demás.

      Muchas gracias por tu visita y tus palabras.

      Eliminar
  2. Buena entrevista.Gran tipo, gran grupo.

    LM.Martín Berlanas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luismi, "Mi primer Atleta", jejeje.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Gran entrevista!!! Villa eres un CRACK!!!!! Sigue así!! de verdad, nosotros si que somos afortunados teniendote cerca!

    Saludos y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Santa Biología. Sí que es un crack, así que cuidaros y cuidadle. A seguir trabajando duro.


      Gracias por tu visita y tus palabras

      Eliminar
  4. Lo que hace grande a una persona es lo especial que sea la gente que le rodea, y yo tengo mucha suerte, gracias a todos por todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, todo ello es un círculo en el que es imprescindible que fluya la energía en todos y cada uno de sus puntos.


      Muchas gracias a ti

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar