lunes, 27 de agosto de 2012

Perdita Felicien


Perdita Felicien
Nacida el 29/08/1980
Natural de Oshawa, Ontario (Canadá)
Especialidad: 100 metros vallas
Club: Nike 
Patrocinadores: Nike, RBC 

Mejores Marcas Personales

60 metros lisos: 7´´37´
60 metros vallas: 7´´75
100 metros lisos: 11´´62
100 metros vallas: 12´´46
200 metros lisos: 24´´41

Historial

Campeona de Canadá júnior de 100 metros vallas (1.998 y 1.999)
Participante en 100 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Sidney 2.000
Campeona de los Juegos de la Francofonía 2001
Semifinalista en 100 metros vallas en el Campeonato del Mundo.- Edmonton 2001
Campeona NCAA en 100 metros vallas en 2002
Campeona y plusmarquista NCAA en 60 metros vallas en 2002
Medalla de plata en 100 metros vallas en los Juegos Panamericanos de 2002
Campeona NCAA en 100 metros vallas en 2003
Campeona del Mundo de 100 metros vallas.- París 2003
Campeona del Mundo de 60 metros vallas en pista cubierta.- Budapest 2004
Semifinalista en 100 metros vallas en el Campeonato del Mundo.- Helsinki 2005
7ª en la final mundial de la IAAF en 100 metros vallas.- Mónaco 2005
3ª en la final mundial de la IAAF en 100 metros vallas.- Stuttgart 2006
Subcampeona del Mundo de 100 metros vallas.- Osaka 2007
4ª en la final mundial de la IAAF en 100 metros vallas.- Stuttgart 2007
Medalla de plata en 100 metros vallas en los Juegos Panamericanos.- Río de Janeiro 2007
8ª en 100 metros vallas en el Campeonato del Mundo.- Berlín 2009
5ª en la final mundial de la IAAF en 100 metros vallas.- Tesalínica 2009
Subcampeona del Mundo de 60 metros vallas en pista cubierta.- Doha 2010
3ª en 100 metros Vallas en la Copa Continental.- Split 2010
Semifinalista en 100 metros vallas en el Campeonato del Mundo.- Daegu 2011


Medallas que valen mucho


Los Juegos Olímpicos de Londres han finalizado hace dos semanas. ¿Cuáles son tus impresiones más destacadas sobre este grandísimo evento deportivo mundial?

Han sido unos Juegos fabulosos. Londres lo ha hecho mejor de lo que yo preveía. Fue fantástico ver a tantos atletas centrados en los Juegos, donde los atletas son el centro y están al frente. Me encantó la idea de que “Fuerte es la nueva belleza” y las atletas fueron muy celebradas en Londres.

¿Qué piensas sobre el equipo canadiense de atletismo y de su actuación?

Nuestro equipo es mu joven y ésta fue una gran experiencia para los atletas que representarán a Canadá en 2016. Hubo muchos altibajos en el equipo de atletismo. Derek Drouin ganó nuestra única medalla de bronce (salto de altura), por lo que fue mu emocionante verlo, pero nuestro equipo de relevos masculino de 4x100m. fue descalificado después de ganar el bronce, y eso fue angustioso para todos. Globalmente obtuvimos muchos puestos entre el 8º y el 12º, lo cual es bueno, un indicio para un equipo tan inexperto, y genial para nuestras opciones de cara a Río 2016. 


Juegos Olímpicos de Atenas 2004

¿Existe una obsesión generalizada por las medallas en los Juegos Olímpicos?

Pienso que es así cómo el público en general ve el éxito, basado en el recuento de medallas. Estar en las estadísticas entre los 8, entre los 16 mejores, está genial, pero a la mayoría de las personas eso no les importa.  

Tú has trabajado realmente duro para ser una de las mejores en Londres. ¿Qué ocurrió para que no pudieras formar parte del equipo olímpico canadiense?

Me otorgaron una salida falsa durante los Trials olímpicos. Corrí bajo protesta y crucé la línea de meta en 3º lugar en la final, lo que debería haber sido suficiente para poder realizar el viaje a Londres. Apelé mi descalificación, pero fue desestimada, por lo tanto no hubieron Juegos Olímpicos para mí. 

Has sido olímpica dos veces (Sidney 2000 y Atenas 2004) y te has perdido los dos últimos Juegos (Pekín y Londres).

En 2008 no competí esa temporada porque tuve una grave lesión y no pude competir durante 18 meses, razón por la cual no estuve ese año en los trials olímpicos. 

Vayamos a los inicios. Cuando comenzaste en el atletismo, ¿por qué odiabas las vallas?

Las odiaba porque parecían peligrosas, veía mucho riesgo en ellas y muchas formas de hacerme daño. No estaba interesada en el daño que la disciplina me ofrecía, pero le di una oportunidad y tuve mucho éxito muy pronto, por lo que me aferré a ellas y ahora las amo. Pero todavía soy de la opinión de que son muy peligrosas, tengo todas las cicatrices para probarlo.

No es tan fácil cruzar la línea de meta con diez vallas de por medio ... y a esa velocidad.

¿Cuándo comenzaron a gustarte?

Cuando tenía 14 ó 5 años, el entrenador de mi club me volvió a introducir en las vallas (Yo lo había intentado en la escuela primara, pero no hicimos buenas migas). El Sr. Sahadath colocó un día algunas vallas en un entrenamiento y me pidió que las saltara. Desde ese día entrené como una vallista, él es un genio y estoy muy agradecida de que él viera algo en mí. 

¿Recuerdas la primera vez que te situaste en la línea de salida, frente una hilera de vallas a batir?

Recuerdo que mi primera carrera real fue en Sudbury y no había estado entrenando vallas durante mucho tiempo. Fueron 80 metros en aquella ocasión. Era verano y me puse en la línea de salida contra otra chica de mi club que era la mejor vallista de nuestro distrito. Su nombre era Roxie. Me acuerdo de que estaba muy nerviosa, pero sin saber qué esperar. El disparó sonó y comencé a correr como si me fuera la vida en ello. Corría tan rápido que me situé por delante de todas, incluso de Roxie. Entonces, antes de que me diera cuenta, no pude controlar mi velocidad, golpeé la última valla  ví astillas de madera volar de mi toque con la valla. Yo estaba machacada y en shock. El sr. Sahadath vino a mi encuentro, me dió unas palmadas en la espalda y parecía realmente feliz con algo. Él me aseguró que estaría bien con la más grande y pícara sonrisa en su cara

¿Progresaste rápidamente o tuviste muchos problemas para ir mejorando tus tiempos?

Conseguí muchos triunfos pronto cuando comencé con las vallas, razón por la que pienso que me quedé con ellas, a pesar de que no las amaba. Conseguía muchas mejores marcas personales, de los estadios y de las reuniones en los primeros años como junior. 


Hay que dar el máximo, hasta el último aliento 

Gracias a tu velocidad y a los títulos pudiste conseguir una beca academíca complete en la Univiersidad de Illinois-Champaign. ¿Qué significó eso para ti?

Fue emocionante recibir ofertas de becas. Al principio yo desconocía qué eran las becas. Yo tenía planeado quedarme en Canadá porque el atletismo no era un amor verdadero ni yo estaba persiguiendo una carrera atlética o educativa en Estados Unidos. Pero yo tenía un novio en el instituto que también era atleta y cuando comencé a rechazar las ofertas de becas él intervino y me dijo que estaba deperdiciando una gran oportunidad. Él me ayudó a investigar sobre las universidades que me pretendía y finalmente llegué a un acuerdo con la Universidad de Illinois Urbana-Champaign. 

En UIUC me educaron y tuve una gran asociación con mi entrenador Gary Winckler. Tuve mucho éxito gracias al él, que un profesor y entrenador de talla mundial muy especial. Estuve 10 años en Champaign, Illinois,  y siempre será mi segunda casa. La gente de allí me acogió, ayudó e hicieron de mí lo que soy hoy en día.

¿Qué estudios realizaste?

Me gradué con honores en la Licenciatura de Ciencias con un grado en Kinesiología.

Los Juegos Olímpicos son el mayor evento deportivo del mundo. Tú debutaste en los Juegos de Sidney 2000. ¿Cuáles son tus mejores recuerdos?

Sidney fue una mágica y gran experiencia. Fue la primera vez que participé con el equipo nacional y realmente me preparó para el futuro. Mi recuerdo favorito es ver a Cathy Freeman ganar el oro. Fue hermoso verla a ella venir con toda la presión y la expectación puestas en ella. 

Cuando acudiste a los Campeonatos del Mundo al aire libre de 2003, en París. ¿Realmente creías que podías ser la más rápida?

En París mi objetivo era estar entre las 5 mejores del mundo, no esperaba ganar, pero sabía que una medalla era posible y que habría sido un buen plus, ya que había competido bien en todas las rondas. Yo gané porque fui la mejor ese día y nada podrá superar jamás ese sentimiento. Me sentí orgullosa de ser la primera y única mujer de la historia del atletismo canadiense en ganar un título global para Canadá. Nada puede asemejarse a dar la vuelta de la victoria con la bandera de tu país y oir tu himno para que todo el mundo lo escuche. 


Con 22 años se proclamó Campeona del Mundo al aire libre.- París 2003

¿Cuáles son tus objetivos de aquí al final de la temporada? ¿Y para el próximo año?

Yo no quiero estar compitiendo en 2016, pero mi objetivo es estar en el podio del Campeonato del Mundo de Moscú 2013. Quiero finalizar mi carrera con una nota alta y mi plan es tener muchos más éxitos en la pista durante uno o dos temporadas más. 


Luciendo su medalla de plata del Campeonato del mundo al aire libre.- Osaka 2007

Tú eres una mujer muy activista, que ama ayudar a los demás. Por favor, háblanos de tu viaje a Mali. ¿Por qué lo hiciste y qué fuiste a hacer allí?

Como atleta, la responsabilidad social es muy importante para mí. El deporte me ha dado muchas oportunidades de oro, así que yo quiero devolvérselas. En 2010 pude visitar Mali, en África Occidental, como atleta embajadora del Programa “Derechos a Jugar”, una organización humanitaria que lleva el deporte y educación para la salud a comunidades emprobecidas a lo largo del mundo. 

Ese viaje me cambió la vida e hizo que quisiera emplear ese papel de embajadora en más ocasiones. “Derechos a Jugar” hace mucho bien en el mundo y yo me siento bendecida al poder echar una pequeña mano con ello. 


Con los niños y sus compañeros del programa Right to Play

¿Has encontrado en el atletismo todo lo que esperabas?

Yo nunca soñé en perseguir esto para mi vida cuando era joven, así que nunca tuve pensamiento sobre cómo sería. Lo que yo se es que me ha dejado más vulnerable y abierta de lo que jamás había imaginado y me hace sentir tan viva. Ha evocado en mí emociones y sentimientos que jamás pensé que podía experimentar gracias al deporte, tanto buenos como malos. No todo ha sido un cuento de hadas, pero muchos momentos sí. Si pudiera comenzar desde el principio y elegir mi propia aventura, mantendría todos los capítulos y cada paso exactamente igual. 


Caerse en una final olímpica no es plato de buen gusto para nadie

¿Qué atletismo te gustaría ver y disfrutar cuando decidas decir adios al deporte de élite?

Una vez que me retire del deporte de competición quiero viajar a través del mundo por placer. He estado en más de veinticinco países, pero hay más de doscientos en el mundo, así que tengo mucho trabajo que hacer. Me procuraré una carrera en televisión y radio, por lo que el próximo capítulo de mi vida será aventurero, divertido y desafiante, ¡como el último!



Publicado por Jesús Francisco Aguilera Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario