domingo, 11 de diciembre de 2011

Jon Karla Liceaga



Natural de San Sebastian
Ex-atleta (salto con pértiga.- 5.31m.)
Entrenador  (atletas, golfistas, surfistas, snowboarders, ...)
Responsable de la Escuela de Atletismo de la Real Sociedad y del Atlético San Sebastián

¿Cuándo decidiste “hacerte entrenador”?

Desde los 17 años he sido monitor de atletismo con mi club, el ”BAT”. Recuerdo que, con 22 años, mi entrenador, Ignacio Altuna, se jubiló y me anunció que dejaba de entrenarnos. Como no tenía ninguna intención de abandonar continué por mi cuenta (no me quedó otra). Además la FAG me ofreció ser responsable de pértiga. Recuerdo que mi primer año tuve la suerte de sacar a la Campeona de España absoluta (Naiara Larrea), al Campeón de España cadete (Iñigo Huarte 4,45m) y a otros cuatro atletas junior de más de 4,45m. Aquello fue un subidón. Entrenaban conmigo, yo les miraba y ellos me miraban a mí (así salté 5,31m). No era muy serio todo aquello, pero sí divertido y apasionado, y guardo un gran recuerdo. Como mi cargo no tenía ninguna retribución no pude dedicarle el tiempo deseado, pero con la llegada de Naroa todo cambió, arriesgamos y la cosa salió bien.



 
En el mundo del atletismo se te conoce, sobre todo, por ser el entrenador de la pertiguista Naroa Aguirre, pero, nada más lejos de la realidad, ya que tienes en tu grupo de deportistas a otros atletas de talla mundial, cuéntanos quiénes son algunos de tus compañeros de fatigas…

Los golfistas profesionales Txema Olazabal, Tania Elósegui, Jesús Mª Arruti, Iñigo Urkizu, Iñaki Alustiza, Peio Iguaran, Adrian Otaegui…; los snowboarders olímpicos Iker Fernández, Ibon Idigoras, Arantxa Gandiaga…; los surfistas profesionales Hodei Collazo y Norman Landa; pelotaris profesionales, algún ciclista profesional, regatistas, yudocas, y ¡hasta un levantador de piedras!



 
¿Cómo puede un preparador enfocar la preparación de deportistas tan diversos como los que entrenan contigo?


Todos ellos han hecho posible el milagro. Siempre han puesto muchas facilidades. Los golfistas, por poner un ejemplo, siempre han hecho piña, entrenaban juntos y todo era más llevadero.

¿Cómo ha ido surgiendo tu colaboración con algunos de ellos?


Casualidades de la vida. El entonces psicólogo de Naroa llevaba varios deportistas que no recibían ninguna orientación en su preparación física. Él fue quien nos puso en contacto, después llegó Txema y eso me dio mucho bombo.

Una duda existencial: ¿cómo elaboras la preparación de un levantador de piedras?

Cuando te llega un deportista de una especialidad o deporte que no dominas, has de ser honesto y mandarle con otro mejor preparado. Eso, o tomarte la molestia de estudiar, aprender y dejarte asesorar por quien de verdad sabe. Cuando me llegó Aimar Irigoien (el mejor levantador de piedras de la actualidad) me puse en contacto con José Luis Parro, todo un experto en la materia, y le pedí asesoramiento. Me ayudo muchísimo. Después de tres años, creí conveniente que Aimar progresara y le busqué otro entrenador. La decisión fue acertada y están consiguiendo grandes cosas juntos. Tengo muchas anécdotas; recuerdo que un día me llamó el manager de Roberto Heras para que lo entrenara. Mi obligación moral era decirle que no, pero Ramón Cid y algún otro buen amigo me animaron para tirar con el tema. Recuerdo que me puse en contacto con uno de los mejores preparadores de ciclismo para que me ayudara y así aprender de la oportunidad. Lo gracioso del caso es que iba a perder dinero con la operación, pues le tendría que pagar más a mi asesor de lo que cobraría de mi cliente… ¡vaya líos! Para colmo, nada más empezar, Roberto dio positivo. He estado en muchos líos de este tipo, reconozco haber cometido errores, pero nunca he ido de lo que no era. Ellos me llamaban, yo les explicaba la situación y con ilusión salen las cosas. Hay quien dice que “en la vida el mayor problema es no tener problemas”. Yo nunca he tenido ese problema ¡Gracias a Dios!



 
Teniendo a tan variados ejemplares, imagino que las temporadas de unos y otros se solaparán, ¿te resulta sencillo seguir el desarrollo de las competiciones de cada uno de ellos?

Hoy día, con Internet, y las nuevas tecnologías estás siempre conectado. Los torneos de golf del Circuito Americano o Europeo tienen unas páginas web buenísimas (te enteras de todo al momento). Algún fin de semana he estado pendiente de un torneo en Florida, otro en Irlanda, dos en España, la Copa del Mundo de snow en Bariloche y una prueba de surf en las Maldivas… A todo te acostumbras.

A nivel personal, de personalidad, de carácter, de profesionalidad a la hora de trabajar, ¿qué diferencias más notables existen entre ellos a la hora de afrontar las sesiones de trabajo? ¿Hay algunos más tiquismiquis que otros o son todos muy obedientes y hacen su trabajo sin rechistar?

El deportista es muy diferente a como se le ve por televisión. Cuando te pide ayuda es porque tiene problemas o porque quiere mejorar. Además, por muy buenos que sean en lo suyo, en el gimnasio tienen mucho por hacer, no hay sitio para las vanidades. La gente con la que me he topado ha sido ejemplar, maravillosa, he vivido un momento único en el que la sinergia de motivaciones no tenía límites. Vives con un chute constante, son personas generosas en el esfuerzo y que llaman la atención por su predisposición a aprender, crecer y mejorar.

En tu caso, lo de ser entrenador, ¿nace o se hace?

No lo sé, lo importante es que cuando estés haciendo algo te sientas a gusto y realizado. He tenido otros trabajos, en los que el tiempo pasaba lento y deseabas que llegara la hora de fichar para largarte. Ahora todo es diferente, no existen los horarios, tampoco los fines de semana, he llegado a estar 3 años sin vacaciones (nuestra luna de miel fueron 4 días en la Costa Brava). Es el precio a pagar por hacer lo que te gusta. Ojalá siempre encuentre quien quiera que lo entrene.



 
Imagino que cualquiera no puede tener la capacidad de enfrentarse a tan variopinto plantel de deportistas de alto nivel, ¿cuál es tu formación de base y cómo has hecho para poder saber desempeñar tu labor con la mayor profesionalidad posible?
 
Si mañana me llama Eusebio Cáceres y me pide que lo entrene me habré metido en un lio. Es muy complicado mejorar a un atleta de élite. Por el contrario, cuando te llega un deportista que no ha trabajado la condición, es muy sencillo mejorarle. Cualquier entrenador de atletismo experimentado está preparado para llevar gente de otros deportes. No existen preparadores con la capacidad de observar, corregir y transformar como los del atletismo. Los mejores preparadores están en nuestro deporte, lo que ocurre es que no nos sabemos vender; somos unos garrulos, yo el primero, ya que todo lo que te cuento se me dio dado, sólo tuve que desplegar las velas y dejarme arrastrar por vientos favorables.
 
Txema Olazabal comenzó conmigo y, en un año, mejoró 30 metros su pegada. A día de hoy me pregunto cuánto habría mejorado con un buen entrenador de lanzamientos como Lizaso, Burón, Martínez, Jimeno, Durán… Txema pasó a encabezar la lista de ganancias y a figurar en los puestos de honor de todos los torneos del mundo y te aseguro que no hicimos nada especial que no sea capaz de hacer cualquier otro. Por aquel entonces me llegué a asustar, ya que tuve que conceder muchas entrevistas. Mi nombre salía en los medios vinculados al golf: “revistas americanas”. Tengo entrevistas a toda página en El País o el Marca, incluso me ofrecieron ir a trabajar a Miami a la escuela de golf de McLean ¡Qué cosas pasan! Ahora que todo aquello pasó, me da la risa.

Centrándonos en tu atleta más reconocida, ¿desde cuándo trabajáis juntos Naroa y tú?
 

Desde finales del 2001.

 


El salto con pértiga femenino es una disciplina relativamente joven en nuestro deporte, ¿cómo habéis vivido la evolución de la prueba?
 
Con naturalidad. Los dos sabíamos, cuando quedó sexta en los Juegos de Atenas, que ese resultado iba a ser complicado repetirlo, como así ha sido.
 

 


¿Cómo surgió el interés de Naroa por el salto con pértiga? 

Algo te llama la atención, pruebas y se te da bien. Para colmo es divertido ¿qué más quieres?

¿Cómo ha ido creciendo Naroa en estos años como pertiguista hasta consagrarse como la mejor saltadora de nuestro país?
 
 
Desde el 2002 hasta el Mundial de Osaka 2007, Naroa mejora su marca cada año, se mete en finales de todos los Europeos, en algunos Mundiales y en los JJOO ¡todo va fantástico!. Es en Osaka donde, después de saltar 4,50m., se queda a un solo puesto de la final y nos damos cuenta de que el nivel ha subido y debemos espabilar. Conmigo ha tocado techo y debe entrenar con alguien mejor, ella decide que ha de ser Vitaly Petrov. Ese año deja todo (incluso su trabajo de actriz) y se marcha a Italia a entrenar con el gurú de la pértiga e Isinbayeva. Nos equivocamos. En lugar de ayudarle a decorar la casa se la tiraron entera para hacer una nueva. Su confianza se desploma y a ello debemos añadir una lesión de espalda complicada. A día de hoy todavía se está relamiendo las heridas de aquella aventura.
Si Naroa hubiera comenzado con un entrenador así con 15 años hoy tendríamos una pertiguista de más de 4,80m, pero haberlo hecho con 29 años, con tantos hábitos adquiridos y gestos automatizados, fue un suicidio.



 
En estos últimos años, ¿se ha echado en falta una rivalidad deportiva como la que había entre Naroa y Dana Cervantes o Mar Sánchez?
 
Dana siempre fue nuestro gran revulsivo. Ana Pinero es la mejor en la actualidad, ojalá que esta nueva situación despierte en Naroa su tremenda capacidad competitiva ¡Falta nos hace!

Resulta un tópico hablar de pértiga femenina y que aparezca el nombre de Yelena Isinbayeva. ¿Existen muchas diferencias en los métodos de trabajo utilizados por la atleta rusa y el usado por vosotros?
 
 
Los rusos son la referencia en la pértiga, ellos han creado un modelo técnico que todos intentamos seguir. Sólo que nosotros hemos de darle nuestro toque ibérico, no tenemos tanta paciencia ni somos capaces de enclaustrarnos deportivamente como ellos. Para que te hagas una idea, cuando fuimos a entrenar a Formia, Yelena llevaba tres años en Italia y aún no había visitado el Coliseo, el Vaticano, la Fontana, Pompeya… Todas estas maravillas las tiene a una hora en tren. Pero ella entrena y compite, su vida comenzará cuando acabe su carrera deportiva.



El trabajo requerido para el entrenamiento de la pértiga es bastante completo. Cuando un atleta decide “dedicarse” a la pértiga supongo que el miedo lo deberá dejar fuera del estadio. ¿Cómo son las primeras sesiones de entrenamientos de un atleta con la pértiga?
 
 
Las primeras sesiones son de toma de contacto, sentir los gestos, reconocer el artefacto, se salta longitud con la pértiga. Lo importante es notar que mueves la pértiga y ésta a su vez te trasporta ¡Es muy divertido! En cuanto a lo del miedo, no creo en la gente que dice no tenerlo. Pienso que va fluctuando según la situación. Con una pértiga más dura aumentan las dudas, lo mismo ocurre cuando la climatología es adversa. La confianza nunca es estable. Creo que el miedo es uno de los atractivos de esta prueba, superarlo  provoca una sensación tremendamente gratificante.


 
¿Suele tener una atleta como Naroa miedos recurrentes ante algunas competiciones?
 
 
Naroa es una gran competidora, es muy probable que si no la dejara competir no encontrara justificación a entrenar. Hay gente que es buena entrenando, Naroa es atleta de competición, entrenando es muy normalita. Cuanto más importante es la prueba mejor se siente, con más seguridad la afronta. En eso hemos tenido suerte.

¿Cómo se trabaja con un atleta de élite cuando surgen las dudas sobre el estado de forma, sobre el posible rendimiento en una prueba determinada o en una temporada concreta?
 
 
No creo que sea el más indicado para dar consejos. Dicen que “cuesta abajo hasta la mierda corre”. Algo así nos ha ocurrido a nosotros. Desde el 2001 ella no ha parado de batir sus plusmarcas, de obtener puestos internacionales muy por encima de las expectativas ¡todo fue rodado!  Los campeones se demuestran en los momentos difíciles y, de momento, desde que surgieron dificultades no hemos sabido sobreponernos, no estamos haciendo un buen trabajo, no hemos demostrado ser especiales. Nos falta mucho para poder dar consejos. Lo único que puedo afirmar es que “nunca sabemos lo cerca que estamos de alcanzar el éxito a menos que persistamos” y en ello estamos, entrenando como bestias.

Aunque tú estás acostumbrado a lidiar con deportistas de alto nivel, ¿cómo se vive el día a día en casa con una atleta como Naroa quien, por cierto, es tu esposa?
Es muy sencillo, creo que con esta chica me tocó la lotería. Cada noche nos debemos acostar habiendo solucionado cualquier problema que haya surgido entre nosotros. A día de hoy creo que solamente he dormido una vez en el sofá  y ¡llevamos 17 años juntos!



¿Es fácil que las frustraciones queden en la pista o se suelen trasladar también al hogar familiar?
 
 
Siempre vienen a casa, se conocen el camino, no llaman ni a la puerta, tienen llaves. Debes aprender a convivir con ello, de hecho creo que estamos apuntados a un curso intensivo de frustraciones ¡Ojalá saquemos ya la licenciatura y no tengamos que repetir curso! En oriente dicen que si quieres que el agua se aclare… déjala reposar. Después de un mal entrenamiento o competición estás infectado por la frustración, no puedes evitar sentir sus consecuencias. Además, aunque reconozco que es una sensación muy desagradable, la considero  vital, un proceso necesario, ya que las grandes desilusiones son consecuencia de los grandes deseos (los mismos que nos harán especiales), por lo que el día que no te importe hacerlo mal… háztelo mirar, pues quizás estés muerto. En nuestro caso hemos llegado a discutir, a decirnos cosas de las que terminas disculpándote, pero lo lógico es que todo quede en un simple distanciamiento, en permanecer callados, pues sabemos que, malhumorados, sólo cometeremos torpezas y causaremos más dolor.  Pronto (a las horas) aparecen las ideas constructivas, las frases motivadoras y el volver a sentirnos como tanques, “vamos despacio, pero nada nos detiene”.

¿Cómo pensáis afrontar una temporada como la venidera, bastante bien surtida de competiciones internacionales?


Después de dos temporadas tan malas, uno se plantea cosas atípicas. Por supuesto que nos gustaría dar una alegría a nuestra gente, a la RFEA y volver a ser competitivos: estar en la final de Londres. Pero, para ello, hemos de disfrutar un poco más en la pista, lograr que el atletismo sea ese complemento maravilloso en unas vidas plenas de entusiasmo y no sólo una fábrica de insatisfacciones. Aprender a perdonarnos nuestros errores, valorar el que nos tenemos el uno al otro y seguimos juntos con más ilusión que el primer día ¡Esa es la clave! “Hemos de ser tolerantes para aceptar lo que no podamos cambiar, tener coraje para cambiar lo que queremos cambiar, así como sabiduría para diferenciar entre ambas”. Cuando un enfermo está en el hospital aquejado de una enfermedad no está pensando en ningún festejo ¿verdad?, sólo le interesa sanar. Así nos sentimos nosotros. Las crisis cambian la perspectiva de todo, te vuelves más humano, creativo, más sensible, te ensalza los valores.



 
Cambiamos el swing, ¿tú sabes jugar al golf?


Digamos que le pego a la bola.

¿Cómo surgió la posibilidad de preparar a uno de los mejores jugadores de golf de la historia como Chema Olazábal?


Con la llegada del moreno, Tiger Woods, el golf cambió. Se vieron en la necesidad de alargar los campos, ya que el muy bruto llegaba de un golpe a los greenes de los pares cuatro. Esto perjudicó especialmente a los jugadores que basaban su éxito en la habilidad, como Txema. A los 36 tuvo que renovarse o morir.  Buscó un preparador como quien busca un fontanero cuando tiene goteras en el baño y alguien le dio mi número. Tuve una gran suerte, os lo aseguro. Hoy quizás sea mi mejor amigo y una persona a la que adoro. Me ha demostrado mucho.

¿En que habéis venido basando el trabajo de preparación? ¿Qué carencias presentaba Chema?


Es complicado, ya que no puedes programar como en atletismo, ellos compiten todo el año (23 semanas las pasan fuera de casa jugando torneos). En invierno hacemos 5 semanas intensivas y el resto del año te vas amoldando a su calendario. Fundamentamos todo en mucho trabajo de construcción para evitar disformismos y descompensaciones, ya que el swing es asimétrico. Lo importante es ir con cuidado, no lesionarlos. Sus tests de condición no son nada si lo comparamos con un atleta de élite. Anda picado con Naroa en las arrancadas (62’5 kg) y las cargadas (90 kg). Hacemos mucho trabajo de fuerza específica.

¿Es consciente un jugador de su talla de la importancia que tiene una buena preparación física y mental para afrontar los torneos de golf?

 
La importancia del primer golpe (el drive) en golf es similar a poseer un saque potente en tenis. Hoy día se ha convertido en algo casi imprescindible. Txema vive obsesionado con su golpe largo, del que los psicólogos no quieren ni hablar.


Él es un deportista que ha padecido bastante con unas dolencias físicas ¿Cómo lo ha llevado y cómo ha conseguido superarlo?


En el año 95, justo después de ganar su primer Máster de Augusta, padeció una artritis reumatoide bacteriana que le inflamaba las articulaciones (sobre todo del pie). Le llegaron a amputar una parte del dedo gordo. Caminaba con dificultad, todo indicaba que acabaría en una silla de ruedas. Después de tres años desaparecieron las dolencias y doce años después ha sufrido otro brote y nadie sabe qué lo desencadena. Ha probado muchos tratamientos, incluso quimio, lo ha pasado mal, muy mal. Nunca olvidaré el día que lo visité en su casa y lo tenían que ayudar a vestirse y asearse ¡impactante! Poco a poco se está recuperando, vuelve a retomar su vida, ha empezado a jugar y mientras ande suelto será peligroso ¡volverá a ganar un grande!



 
Estamos en plena temporada de campo a través, unas pruebas que serán la antesala de un año atlético que se presenta bastante movidito, mundial en pista cubierta, campeonato de España, campeonato de Europa en Helsinki, Juegos Olímpicos en Londres, elecciones a la presidencia de la Federación Española … ¿cómo crees tú que se desenvolverá el atletismo español tras una temporada, sobre todo tras el mundial, en que los atletas españoles han sido muy criticados?


No lo sé, llevamos muchos años preocupándonos en exceso por la élite (los elegidos) y esto nos está pasando factura. El atletismo es como un Iceberg: la élite es tan solo la parte visible, tan solo una décima parte del gran bloque de hielo. Para hacer balance debemos también prestar atención a las partes sumergidas que son quienes sustentan y dan flotabilidad a este gran deporte.
El atletismo es una gran actividad y un bien social. Yo no descarto volver a tener otro gran atleta, pero reconozco que soy amante del atletismo amateur, el atletismo en estado puro, en su esencia, por pasión. Me encanta ver las escuelas de atletismo, el trabajo de los Clubes, los Campeonatos en categorías menores. Que de ahí sale un Eusebio Cáceres, un Sancho, un Cienfuegos, un Bustos, un Martos, un Didac, una Takacs, un Merzougui, un Kevin… mejor que mejor. Pero lo realmente
importante es que de las pistas sigan saliendo grandes ingenieros, abogados, panaderos, electricistas, jardineros…¡Grandes personas! Esto es algo que siempre se nos dio bien, algo que no debemos perder. Esto es lo que dará larga vida a nuestro deporte. La medallitis un día te ensalza y al siguiente te terminará dilapidando. 

Desde tu posición, ¿tan mal está el atletismo español?


Según se mire. Hay federaciones que mueven mucho atletismo, otras que, desgraciadamente, lo están dejando morir. Hay clubes que siguen tirando de personas que año tras año consiguen, de forma desinteresada, sacar para adelante nuevos proyectos atléticos ¡Son admirables! Donde haya un chiflado de estos (especie en extinción) habrá siempre atletismo. Ellos son nuestra fuente de riqueza ¿Qué me dices de lo que están sacando en Castellón?
 
Con el riesgo que conlleva generalizar, creo que somos un país chapucero. Estamos en la era de las infraestructuras; se inauguran nuevas pistas, módulos, polideportivos, grandes gimnasios, incluso centros de Alto Rendimiento, y sin embargo no se invierte nada en motivar a entrenadores y monitores. Es como si hiciéramos hospitales y después no contratáramos a médicos, enfermeras y celadores ¿Dónde se ha visto una universidad sin profesores? El mayor capital de nuestro atletismo es el bien humano y ése es el que se debe cuidar, puede salir un campeón olímpico en un pueblo sin apenas instalaciones, pero  jamás saldrá un solo atleta en un lugar donde no haya quien lo promueva, por mucho tartán que plantemos.

¿Y los atletas españoles?


A mí no me obsesionan los grandes resultados. Creo que cada vez está más complicado destacar en nuestro deporte (sobre todo en el anillo y el asfalto). Por otro lado, si somos capaces de quitarnos la careta, el pasado de nuestro atletismo está ensombrecido (especialmente los años en que la EPO era indetectable). Ni antes eran algunos tan buenos ni ahora lo son tan malos ¡Hay mucha hipocresía jugando a “cualquier tiempo pasado fue mejor”! Considero que, en general, en Daegu se ha competido por debajo de lo esperado. Como aficionado me quedé decepcionado; como amigo de muchos de ellos sólo puedo mostrar mi admiración, respeto y apoyo ¡son la leche!





¿Crees que los atletas españoles, en general, están acomodados y que podrían dar algo más de sí en las grandes competiciones?

Claro que sí, todos vivimos acomodados ¡Vete un mes a la India! ¡Anda que no vivimos bien!, Todo depende con la vara de medir que se utilice. Allí donde entra el dinero lo prostituye todo, y el atletismo no se libra. Cuando a alguien le tienen que pagar por hacer algo ¡ufff! los hay que actúan como meros funcionarios, quien se conforma con obtener su beca, que prioriza lo material, el vivir bien, lo cierto es que son minoría. Tampoco hemos de olvidar que muchos de ellos son muy jóvenes y por tanto es normal que alguno cometa errores o no sepa apreciar-aprovechar esta oportunidad. Por lo general, nuestros representantes son tremendamente profesionales. El hecho de que alguno sea mal competidor no es óbice para acusarlo de acomodado; los hay que llevan años de trabajo psicológico para enmendar este déficit y  por desgracia este esfuerzo no termina de dar sus frutos. Hacen cuanto está en sus manos, son lo mejor que tenemos y no se les puede reprochar nada.

Si nos traemos medallas somos unos makis, pero si nos quedamos a las puertas no es lo mismo. Entiendo que los atletas puedan sentir cierta y relativa decepción, pero ¿por qué cuenta tanto trabajo entender el valor que supone acabar una competición internacional entre los mejores de España, de Europa o del mundo?


Obtener una medalla te otorga el privilegio de pasar a la historia de nuestro atletismo, junto a los  Llopar, Abascal, Cacho, Peñalver, Plaza, Chico, Massana, Vasco, Reyes, Yago, Antón, Fiz… pero lo cierto es que al final lo que realmente se recuerda es a las personas, la imagen que dejaron mientras estuvieron en la cumbre y su generosidad a la hora de trascender su popularidad. Desgraciadamente la prensa deportiva está siendo muy cruel con nuestro deporte, hemos de intentar digerirlo, incluso acostumbrarnos porque “ni son prensa, ni son deportiva”. A los políticos sólo les interesa la foto con la estrella, el triunfador. Pero nosotros no debemos bajar nuestra autoestima ¿Quién sabe valorar lo que es saltar 8m, o bajar de 45 en 400m, de 13 en 5000m? Sólo nosotros. Si Higuero va a un campeonato con una marca de 3’34’’ y en una carrera táctica corre en 3’42’’ y se queda a un puesto de la final dirán que “qué mala actuación del representante español, quedándose muy lejos de su marca”. Es como si a Cristiano Ronaldo le pidiéramos que metiera todos los días tres goles y el día que mete 1 dijéramos que “qué mal Cristiano que se ha quedado a dos goles de su marca” Absurdo ¿verdad?, que los demás no sepan valorarnos no quita para que lo hagamos nosotros.



 
¿Se vislumbra una solución fácil para los problemas que viene padeciendo el atletismo español por culpa de aquéllos que quieren ser mejores que los demás recurriendo al dopaje?


Está claro que para que este tema mejore se han de cambiar las cosas. Lo que ocurre es que hace falta mucho coraje para aplicar soluciones que de verdad surjan efecto. Lo importante es que cada uno en su parcela dejemos claro nuestro posicionamiento. El atletismo ya ha hablado, esto es lo único que se puede hacer, para quien tenga esa capacidad (la de cambiar las normas) se decida a hacerlo. Mientras exista EPO indetectable a las 8 horas de ser consumida, mientras la hormona del crecimiento siga burlando los controles, queda claro que los sistemas de control son insuficientes.

Tú estás trabajando actualmente, también, con atletas menores de la Escuela de Atletismo de la Real Sociedad y del Atlético San Sebastián, ¿cómo es el carácter de las futuras generaciones de atletas? ¿Se vislumbran deportistas dispuestos a darlo todo?


Sólo me preocupo de que aprendan y mejoren en el sentido más amplio de la palabra. Me preocupan sus estudios, cómo están en su entorno familiar, qué opinión tienen de sí mismos, su escala de valores. Me gusta aconsejarles sobre los temas que creo que a mí me hubieran ayudado con su edad. De momento soy como un hermano mayor, quien se preocupa, con quien juegan al atletismo y quien les quiere. Ellos me cuentan sus inquietudes y yo intento modelarles. Ya habrá tiempo para ser su entrenador (a partir de los 17-18 años). Alguno llegará a ser atleta pero lo importante es que dentro de unos años recuerden su paso por las pistas como algo importante. Si consigo esto… ¡habré justificado tanta dedicación!



 
¿Hasta qué punto es importante la labor del entrenador para forjar parte de la personalidad de esos deportistas del futuro?


Piensa si somos importantes, que tanto ellos como nosotros “los entrenadores” hemos decidido quedar por las tardes en las pistas para hacer lo que nos gusta y con quien queremos, pudiendo haber elegido cualquier otra opción. Nada está impuesto, nada es obligado, es algo nuestro, entre ellos y nosotros. Algo tan puro como una cita de amor o de amistad. Tenemos muchas escusas para aprovechar bien el tiempo que estemos juntos, nosotros  para rejuvenecernos y ellos para madurar.

¿Qué tipo de atletas son los que más te llenan en cuanto a carácter, actitudes, etc.?


En principio prefiero los que hay que decirles basta o para que a los que debes decirles empieza o levanta. Todos tienen virtudes por las que ser admirados, sólo hay que darles una oportunidad.

Imagino que durante todos estos años habrás ido pasando etapas, cumpliendo ciertos sueños, ¿hasta qué punto estás satisfecho con lo conseguido hasta ahora?


Creo que he vivido la vida que me hubiera gustado, los últimos 10 años no me los imagino mejores. Por desgracia no lo he sabido valorar como lo merece. La satisfacción es un estado mental y a veces no depende tanto de las cosas maravillosas que ocurren a tu alrededor sino de su apreciación. Dicen que a todo el mundo que le toca la lotería a los dos años vuelve a ser igual de feliz o infeliz que lo era antes. Así me siento yo, veo que en este tiempo no he evolucionado suficiente aún  tenido motivos más que sobrados, ya espabilaré.



 
¿Qué sueños te quedan por cumplir?


La lista puede ser interminable, aunque mi gran sueño es llegar a estar en paz conmigo mismo:
Debo mejorar la imagen que tengo de mí mismo, saber adaptarme a todo aquello que no pueda cambiar, reírme más de mí mismo, saber disfrutar de los momentos, emocionarme ante nuevos retos, aconsejar y ayudar a quien lo requiera, aprender de los demás, no perder tan fácilmente la calma, hacer las paces con mi pasado, compartir mi sonrisa con los demás,  saber agradecer a quien me ayude, no pensar que ya sé lo suficiente, que no me preocupe tanto lo que los demás piensan de mi, disfrutar de lo sencillo, que mis pensamiento y mis sentimientos bailen en armonía, ejercitar el buen humor, obsequiar con mi silencio a quien lo demande, aprender a morderme la
lengua antes de criticar, no ser tan egoísta, aceptar mis limitaciones, tener la oportunidad de viajar con mi mujer, intentar no dejar el mundo peor de como lo encontré, no preocuparme por cosas que quizás no lleguen ni a ocurrir, saber envejecer, necesitar menos, amar, tener menos miedos, que no se deteriore mi dignidad cuando las cosas no me vayan bien ni pierda la humildad cuando consiga algún éxito, confiar más en mí mismo, no perder el tiempo, obrar siempre con buena fe, ser un buen hijo, quizás algún día un buen padre, tratar por igual al poderoso como al necesitado, seguir compartiendo carcajadas con mis viejos amigos, ser más honesto conmigo mismo, ser capaz por igual de perdonar y disculparme, hacer feliz a mi compañera de viaje… creo que aún tengo tarea. Que conste que ya he plantado un árbol.



 
¿Qué te gustaría pedirle a la sociedad española para con el atletismo?


La sociedad ya tiene bastantes problemas como para preocuparse por el atletismo. Las próximas generación se verán abocadas a ser más respetuosos, más considerados, más ecológicos, menos materialistas…nuestro modelo social está caduco, no se sostiene. En un futuro no muy lejano rebrotará nuestro deporte ya que estará nuevamente en sintonía con la sociedad. El atletismo es educativo- formativo a más no poder, por lo que le cuesta encontrar su ubicación  en un mundo tan desorientado. “El maestro aparece cuando el alumno está preparado”.

 
Nuestro deporte ha servido de pilar formativo de muchas personas, son tantos o más  los que quedan por llegar. Nuestra obligación es devolverle todo lo que nos ha dado y mantener la llama viva. Larga vida al atletismo.



 Por Jesús Francisco Aguilera Moreno

16 comentarios:

  1. Bufffff, así me he quedado (emocionado) tras leer una entrevista que sin duda, reeleré más veces. Me constaba que era un grande, un lúcido, pero tras leerte/le compruebo que me quedaba corto.
    Lo dicho, el mundo es un lugar plagado de héroes anónimos.
    Solo me queda desearle que se cumplan todos sus sueños, y todos saldremos ganado.
    Gracias Franfri por acercárnoslo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Ferran, ¿ganado? jejejeje.

    Ahora, en serio. Jon Karla es, como bien dices, un grande, un tio de los que se echan muy en falta que existan más en nuestra sociedad, ya sea en el mundo del deporte o no.

    Ojalá se cumplan todos sus sueños, por supuesto, todo será un poquito mejor.

    Muchas gracias, amigo, por tus magníficas aportaciones

    ResponderEliminar
  3. Tuve la suerte de compartir tres semanas de curso con Jon y leyendo la entrevista he revivido aquellos días.

    Que te siga yendo igual de bonito, Jon.

    ResponderEliminar
  4. Vsblanco, me alegra que disfrutaras de esas 3 semanas, no me extraña.

    Muchas gracias por tu visita y tu aportación

    ResponderEliminar
  5. Ha sido una de las entrevistas más profundas que he leído. Debe ser una pasada trabajar con un entrenador de su calibre. Un crack!!

    Muchas gracias por dejarnos conocer una espléndida persona. Ojalá hubieran más personas como él que trabajan para y por el deporte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Tania, estoy seguro de que debe de ser genial compartir conversación y entrenos con Jon Karla, es un tío ejemplar, necesario en este mundillo del deporte y del atletismo en particular.

    Estoy seguro de que hay muchísimas más personas como él, que trabajan al 1000% por y para el deporte. El problema es que están muy en la sombra, a ver si desde este rinconcito aportamos un poco más de luz.

    Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cecilia Aguilera Moreno14 de diciembre de 2011, 16:47

    Increíble esta entrevista, cuánta sabiduría y cuánto que aprender de este hombre..... Me ha dejado deslumbrada a la vez que impresionada. Cómo una persona es capáz de hacer tantas cosas grandes y sin perder ni un ápice de ilusión y entusiasmo en lo que hace?. Franfri creo que ha sido la entrevista más completa por su contenido. Pues se habla tanto del deporte en sí, de la importancia del deporte de base, de la élite, de las competiciones, como de los grandes valores que todo ello conlleva. Creo que es una persona privilegiada por la suerte que tiene de poder llevar a gente tan espectacular pero aún más por poder enseñar y aprender de ell@s. Aunque conforme iba leyendo pensaba que la suerte es tenerlo a él como entrenador, amigo o colega....Lo mínimo que se me ocurre de este hombre es que un superdotado pero que tiene los pies en la tierra pudiendo estar en una nube constantemente, por lo que se pude apreciar que más que un gran y super entrenador es una maravillosa persona, que es lo más importante en la vida. Gracias a los dos por darnos tanto.

    ResponderEliminar
  8. Cecilia, muchas gracias. Tu comentario da casi para una nueva entrada. La verdad es que hace tiempo que sigo a Jon Karla en algún blog y siempre me ha parecido una persona, un deportista, con los pies en la tierra, que merece muchísimo la pena. Me alegra haber podido ayudar a que le conozcáis los que no lo conocíais y para darnos cuenta de que en nuestro deporte hay técnicos sobradamente preparados y en nuestra sociedad hay personas cabales capaces de poner todo su empeño por cumplir sus sueños y por ayudar a los demás a que los suyos se hagan realidad. Me alegro, de veras.

    Muchas gracias por vuestro apoyo

    ResponderEliminar
  9. Grande!!!.

    Un placer leer cosas así, aunque sea con unos días de retraso. La agenda obliga.

    Enhorabuena a entrevistador y entrevistado.

    ResponderEliminar
  10. Pablo, grandísimo nuestro jonky, jejejeje.

    Muchísimas gracias, el placer es mútuo cuando leo tu steeplechasing.

    Un abrazo y a seguir dándole duro

    ResponderEliminar
  11. Nunca me cansare de leer ésta entrevista.... sin duda una gran persona y un gran amigo.

    Paula Linares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, un gran tipo este Jon Karla, sin duda. Me alegra saber que te gusta tanto la entrevista.

      A seguir dándole duro, que tú también llegarás lejos.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Esta es la tercera vez que la leo.
      Muchas gracias.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por la parte que me toca, jejeje.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Saved as a favorite, I love your blog!

    Here is my web blog: best cellulite treatment

    ResponderEliminar